Los Antiguos en Mar del Plata por primera vez.

Tan solo fue suficiente enterarse que Los Antiguos haría una presentación en Mar del Plata para que la impaciencia nos contagie a uno y cada uno en una espera interminable. Pero el tercer día de Septiembre la visita tan esperada de los poderosos viajeros había llegado.

La antesala fue una sobredosis de riffs de Hemisferia y Silverado jugando de local, demostrando la habilidad, el aguante y la buena onda del stoner marplatense.

La llegada de Anomalía me sorprendió definitivamente para bien, un sonido brutal totalmente poco esperable, no pudiendo encasillarla por completo en el metalcore por sus muchas ramificaciones, y una actitud totalmente desenfrenada que logró mantenernos cautivos, con un pogo activo durante toda su presentación.

Ya los motores se habían calentado, y el comienzo del show de Los Antiguos se superpuso con el inicio del disco “Madera Prohibida” con el tema “C.O.C”, anticipando la crudeza y contundencia que se iba a desplegar después, en un recorrido entre este disco y el EP “Simple”. Un viaje entre las múltiples y profundas temáticas de sus letras que te dejan pensando y encontrando inevitables equivalencias con la experiencia propia.

Mientras tanto viendo a mí alrededor, me veía compartir con gente de todas las edades y de diferentes palos, todos juntos subidos en el barco fantasma que vino a rescatar y despertar la locura en el mar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo esto mechado con la magia que hipnotiza del Pato Larralde, que a cada segundo era una explosión de idas y vueltas de energía con el público. Un intercambio muy personal contacto visual de por medio y lanzándose hacia la gente complacida de recibirlo, contando historias y realidades. Como una composición perfecta de elementos, las personalidades de la banda fluían a través de los instrumentos, cada uno con su fuego personal pero absolutamente conectados, en una complicidad espontánea entre sí y con los presentes. Los imparables David Iapalucci y Sergio Conforti haciendo rugir las violas invitando al cabeceo constante, el bajo pesado e intoxicante de Mow, enmarcados en la demoledora rapidez de Huija en la batería. Como resultado la potencia de los cinco que, desde su experiencia y orígenes, crean un universo nuevo en su máxima exaltación y equilibrio.

Hacia el cierre debo reconocer que aproveche mi posición frente al escenario para anticiparme a la lista de temas y confirmar mis expectativas de una tríada gloriosa: la locura que nos quema con “El sureño”, luego el himno coreado hasta el cansancio “El inventor del mal”, para darle paso al final de nuestra noche con la intensidad de  “Hecho a mi medida” mientras Pato Larralde se arrojaba  sobre la gente.

El movimiento de las olas del mar por su fuerza tiene un gran potencial para producir energía. Así nos arrasó el viento de Los Antiguos en Mar del Plata, de tal forma que ya nos estamos preguntando cuando vamos a volver a verlos, no vamos a aguantar mucho más la calma…

Texto: Miss Villy Villian

PH: Analia Molina y Deb Ness.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s